10 razones por las que pasar unas vacaciones con niños en la nieve

A la mayoría de nosotros cuando pensamos en pasar las vacaciones en familia nos vienen a la mente imágenes de los cálidos días de verano ya sea en la playa o la montaña. Pero claro, tener que esperar todo un año para disfrutar de unas merecidas vacaciones con tus hijos se nos puede hacer muy largo y cuesta arriba. Por ello, siempre que sea posible, una buena solución es repartirlas entre verano e invierno coincidiendo con las vacaciones escolares de tus hijos. Si eres de los que no le da miedo el frío y quieres disfrutar de unas actividades diferentes te damos 10 razones por las que pasar unas vacaciones con niños en la nieve.

1.- El año es muy largo: Como decíamos antes cuando termina el verano te planteas que quedan más de 11 meses para poder disfrutar de otros días de vacaciones en familia. No hace falta ser psicólogo para saber que poder disfrutar de otras vacaciones a mitad de año hará que la espera no se haga tan larga y que nuestra capacidad de trabajo y de relaciones con otros, y lo más importante, el entendimiento en el seno de nuestra propia familia mejore ostensiblemente. ¿Por qué no en invierno?

2.- Hay menos gente de vacaciones: Tradicionalmente el verano es el periodo del año en el que más personas salen de vacaciones en familia y por tanto es más difícil encontrar un lugar tranquilo donde disfrutar con tus hijos. Si embargo, en invierno suele salir menos gente y por tanto unas vacaciones con niños en la nieve es una muy buena opción para aquellos que busquen tranquilidad.

3.- La nieve es preciosa: Suena muy bucólico, pero es cierto, pocas cosas hay tan bonitas como el paisaje nevado de las montañas, además de que las fotos de tus hijos jugando en la nieve quedarán espectaculares. Si según expertos en musicoterapia el sonido de la lluvia es una de las melodías más populares de la naturaleza usadas para relajarnos, según muchos psicoterapeutas ver los copos de nieve caer nos regala momentos absolutamente placenteros que inspiran en nosotros sensaciones relajantes y reconfortantes.

4.- Fomenta la complicidad con nuestros hijos: Muchas veces los padres decimos que la comunicación con nuestros hijos falla, ¡no nos hablan!. Y nosotros, ¿hablamos con ellos?, ¿nos interesamos por sus intereses?. Muchas veces creemos que lo que les gusta a nuestros hijos son tonterías y no siempre es así. Prueba a disfrutar como un niño de unas merecidas vacaciones con tu hijo en la nieve y verás como la comunicación y la confianza entre vosotros mejora. Pocas cosas hay tan divertidas como una guerra de bolas de nieve con tu familia, construir un muñeco de nieve, hacer un iglú o deslizarnos con nuestro hijo por una pendiente de nieve en un trineo. Sensaciones que muchas veces tenemos olvidadas pero que en familia en la nieve volveremos a sentir.

5.- Hacemos ejercicio: Está claro que hacer ejercicio es bueno tanto para ti como para tus hijos. Qué mejor manera de hacerlo que pasando unos momentos geniales mientras realizamos actividades propias del invierno. Si nunca has pisado la nieve te garantizamos que después de una buena sesión de juegos con tu familia en la nieve quedarás derrotado, y por cierto mucho antes que tu hijo.

6.- Nos gusta el frío: El calorcito mola, para que nos vamos a engañar, pero el frío en invierno también está genial y además es sano. Imagínate pasar un día en la nieve con tus hijos, nos cansamos y nos divertimos mientras estamos jugando, y a la vuelta, nos espera un chocolate, café o caldo calentito… Esa sensación es comparable a la que tenemos en verano con un buen refresco o un buen baño, por qué no aprovecharla también en invierno.

7.- Nos ponemos morenos sin pasar calor: Si decides cogerte unas vacaciones con niños en la nieve, que no se te olvide preparar la crema solar, ya que os vais a poner morenos sí o sí. Parece raro que en invierno ocurra esto, pero los rayos de sol, al incidir en la nieve se reflejan haciendo que cojamos un sano y bonito color moreno que será la envidia de tus amigos y amigas.

8.- Paisajes únicos: La nieve lo cambia todo y poder ver los paisajes que nos ofrece la naturaleza en invierno es un espectáculo que ni tú ni tus hijos olvidaréis. Los contrastes del verde de los árboles, el gris de la roca y el azul del cielo con el blanco de la nieve forman una paleta de colores inspiradora de muchos pintores consagrados.

9.- Contacto con la naturaleza: El contacto con la naturaleza es fundamental en nuestras vidas y la nieve es parte de ella. Poder sentir como se derrite una bola de nieve en nuestras manos, el sonido de la nieve cuando la pisamos o ver como cae de las ramas de los árboles nos da otra visión de nuestro entorno. Como ya comentamos en el post 10 motivos por los que deberíamos ir a la montaña con nuestros hijos, hay muchos estudios de psicología ambiental que dicen que los niños que son asiduos a los entornos naturales se desarrollan mejor a nivel motor, sensitivo, afectivo, social y a nivel emocional y aún más si cabe si cambiamos de medio lo hacemos en la nieve.

10.- Los momentos vividos serán inolvidables: Irnos a casa con las pilas cargadas es maravilloso, pero poder irnos con la cabeza llena de esos intensos momentos vividos durante nuestras vacaciones en familia en la nieve es increíble. Según muchos profesionales del mindfulness y de la conciencia plena, la vida es una colección de momentos y cuanto más intensos sean estos más intensa será nuestra vida lo que redundará en una mayor felicidad en nosotros y en nuestra familia. ¿A qué esperas para irte de vacaciones en familia a la nieve?

Nuestras propuestas de vacaciones con niños en la nieve

En Planeta40 tenemos diferentes propuestas que hacerte para que puedas tener unas vacaciones con niños en la nieve únicas. Queremos ponértelo fácil y por eso te proponemos programas como de En Busca del Yeti para pasar un fin de año diferente con tu familia en la nieve o Vacaciones en el puente de Diciembre en Jaca para disfrutar del puente en la nieve con tus hijos . ¿Te animas?.

                                               

En busca del Yeti                                                               Escapada en familia en el puente de Diciembre

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *